10 interrogantes que te ayudarán a tomar una buena decisión

Ninguna persona en el mundo puede decir que nunca ha pasado por una situación de incertidumbre, sobre todo si se trata de una decisión importante en la vida, que pueda afectar o no el rumbo de sus futuros.

Estos son procesos normales de la vida, que muchas veces nos genera miedo, arrepentimiento, pero que tenemos que saber superar.

La vida es muy dinámica, se trata de cambios constantes, de decisiones, de ganancias y de perdidas, y saber que todos vivimos bajo la misma primicia es una alivio que nos ayuda – en parte – a sacarnos un poco el miedo que sentimos dentro.

La mejor forma de tomar decisiones es simplemente preguntando a la persona más indicada: tú mismo.

decision-sigue-corazon

En este artículo te presentamos unas preguntas que te ayudaran a tomar la decisión correcta o la que más te conviene. Estas te permitirán entrenar tu habilidad para tomar mejores decisiones más adelante:

1.¿Desde hace cuánto tiempo he pensado en esto?

Ocurre que a veces no podemos sacarnos algo de la cabeza, nos cansamos de darle vueltas y vueltas y al final estas no tienen mucha importancia. Una manera de acabar disminuir un poco el estrés que nos generan estas cosas es valorar cuánto hemos pensado en esto.

2.Cuando pienso en ese tema ¿qué siento?

Siempre sentimos algo a la hora de tomar una decisión, ya sea miedo, angustia, ansiedad, temor. Toma en cuenta cuál es tu estado fisiológico en esos momentos, evalúalo, y luego ve en el camino correcto.

3.¿Esta decisión afectará mi vida en cinco años?

Muchas veces se nos presentan situaciones en la vida en las que tenemos que decidir por un lado o por el otro, y nuestro futuro se puede ver afectado en gran manera por el camino que tomemos. Imagínate a ti mismo en un futuro tomando en cuenta ambos caminos, evalúa inteligentemente tus pensamientos y motivos en torno a esta decisión con el resto de las preguntas.

Processed with VSCO with c1 preset

4. ¿Qué tan comprometido estoy con este cambio?

Esta pregunta es parecida al punto anterior, y es que muchas veces no sentimos el compromiso necesario para enfrentar los cambios que conllevan dicha decisión. Plantea una escala del 1 al 5 y utilízala para evaluar tu compromiso.

5. ¿Qué otras opciones tengo?

Muchas veces ocurre que somos “cuadrados”, es decir, nos encerramos en un pensamiento y no vemos con claridad otras alternativas que fácilmente podamos escoger. Plantea todas las opciones que tienes y analiza las ventajas y desventajas de cada una de ellas. Esto te permite solo enfocarte en las alternativas que más te convienen.

6. ¿Qué es lo peor que puede ocurrir si no tomo esta decisión, o si me equivoco?

En este punto debes visualizar cuál puede ser la peor situación que se te puede presentar tomando esa decisión. Esto te ayuda a enfrentar mejor tus temores, y a darte cuenta de aspectos que quizás no habías tomado en cuenta.

Mientras que en otras ocasiones esta pregunta nos ayuda a elevar el nivel de importancia y a mantener nuestros ojos abiertos para decidir lo mejor posible. Recuerda que el estrés no es algo negativo del todo, pues mantiene tu sistema nervioso “encendido” y preparado para actuar.

7. ¿Es este el momento indicado?

Este punto es muy importante, ya que no solo hay que considerar la importancia de la decisión, sino el momento en que se realiza. No es lo mismo decidir ser padre a los 17 años que a los 27 años. Céntrate en el presente, y contesta con sinceridad. No busques el momento perfecto, pero sí trata de encontrar el momento adecuado.

Processed with VSCO with c1 preset

Tienes que ser muy objetivo y realista al responder esta pregunta, ya que dependiendo de tu respuesta podrás tener una visión más clara del futuro y podrás decidir fácilmente. Respuestas como: “cuando empiece mi siguiente proyecto en 2017” o “cuando en mi cuenta tenga 1000 dólares”, son respuestas más concretas que te permiten a estar más claro.

9.¿Alguna experiencia pasada puede ayudarme?

Es importante tomar en cuenta los antecedentes. Piensa si has tenido que decidir algo similar en el pasado y los resultados que tuviste. Esto te facilitará en gran manera la tarea de decantarte por una opción u otra.

10. Después de decidir ¿cómo me sentiré?

Definitivamente esta es una de las preguntas más importantes a la hora de tomar la decisión correcta. Tu norte tienen que ser tu salud, tu felicidad, así que reflexiona sobre las consecuencias que puede traer dicha decisión, si son negativas o traerá cosas positivas a tu vida.

No olvides que tomar decisiones no se trata de izquierda o derecha, sino que cada decisión tiene sus consecuencias, por lo que es importante que inviertas tiempo para inclinarte por la respuesta correcta.

Autor: Edith Gómez / Twitter: @edigomben

Leave a Reply